Blogia
Cerrolaza

Algunos pedazos de Claraboya 5

Algunos pedazos de Claraboya 5

Arranco palabras

al silencio.

Ahora ya puedo escribir de nuevo,

nada lo impide; me quedé vacía.

Mª José Sierra

 

“La semana que viene leeré una novela mejor, una que me enganche hasta los tuétanos” - piensa Clara mientras se lava los dientes, que ya es hora de dormir. Luego se viste el camisón y acaricia su estirada almohada, qué suave, qué sola.

 

La almohada de Clara es cómplice de la claraboya y por la mañana, cuando Clara sale a trabajar, le cuenta los sueños nuevos, las dudas, los deseos pensados horizontales. La claraboya escucha sus leyendas con los ojos del que se sabe la lección de memoria antes de estudiar, porque ella conoce a Clara desde que era Clarita, esa niña sonriente y traviesa que se escapaba por la ventana para descubrir tesoros y recoger pétalos en tarros de cristal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

mj -

Estooo...no lo entiendo...aunque mola y es alucinante (propiamente dicho) ver algunas de mis letras entre las tuyas...pero no comprendo... joperr

NOFRET -

Recién veo el libro, no sabía que habías publicado, felicidades!!

NOFRET -

Qué buen texto, Cerro, me ha dejado el buen sabor que dejan los textos largos, pero en breve. Generalmente no me gustan mucho los textos tan cortos, pero éste es una excepción, me ha encantado.

Té la mà Maria -

ante todo un abrazo y si tienes
un momento me gustaria visitaras un nuevo blog de la factoria Té la mà Maria de Reus que lleva por título
http://trucadors.blogspot.com
y que va sobre el tema de los picadores de puerta artesanales que hay por el mundo, muchas gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres