Blogia
Cerrolaza

DONDE EL OLVIDO ES PAISAJE

DONDE EL OLVIDO ES PAISAJE

A los pies de su tumba escucha

rumores de felicidad encauzados

en un río de vida inerte que baja

navegando entre huesos.

 

A los pies de su tumba grita

por qué no fue ella primero

la que bailó con la dama

que siega campos de sonrisas.

 

Y es a los pies de su tumba

donde olvida los morados,

las comidas silenciosas,

la rutina afilada y cortante;

donde le sonríe a penas

un regalo mal envuelto

junto a un ramo de claveles

donde el olvido es paisaje.

 

A los pies de su tumba golpea

los pies de la losa de su hueco

con la rabia del cariño,

con la envidia de los que se saben eternos

hasta un final, y una tumba,

cuyos pies no pisan cementerios.

 

A los pies de su tumba vuela;

y es un cuervo con pañuelo

para el luto de domingo.

 

 

Y es a los pies de su tumba

donde aparecen buenos ratos,

el vino de mesa y las paellas de restaurante,

las sorpresas antes del matrimonio,

los besos a escondidas,

los nervios de su primera vez.

 

Y es a los pies de su tumba

donde el olvido es paisaje

de primavera y el otoño se entierra

tras las puertas del cementerio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

mj -

Pues va a ser que sí, que me gustó.
Besos, poeta.

Cerro -

Espero que además de nuevo, te haya gustado, chiquilla. Gracias por pasarte. Un abrazo.

Perseida -

Creo que es la primera vez que te he leído algo tan desgarrador. Muy nuevo para mí, en ti.
Besos, desde el Sur.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres