Blogia
Cerrolaza

HASTA EL INFINITO

HASTA EL INFINITO

Lanza palabras al aire

y que reboten

en nubes como paredes;

si gritas una de cada cuatro

es posible que traspase

el firmamento;

los marcianos que trasnochen

podrán escucharla fugazmente,

rozando, casi, el infinito.

 

La ciencia ficción resulta

algo prosaica,

al igual que los marcianos

- verdes que los pintan verdes.

Y debes tener cuidado,

cuando sigas mis indicaciones,

con la palabra que elijas,

pues el eco no censura:

torpedo, ampolla,

macaca, calculo…

yo no te las recomendaría,

llámame raro…

Mejor grita, por ejemplo:

obeso, clamor,

technicolor o movida;

luego, no esperes a ver qué pasa,

intenta seguir lanzando

palabras y más palabras

en vez de al aire, a la gente,

quizás llegues hasta el infinito

y más acá.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Naná -

Querido Cerro. Ingenioso tú como pocos, siempre aciertas en tus poemas. Impulsiva y rebelde frustrada yo, me equivoco siempre a la primera, así que por esta vez te hago caso y grito al aire: cl-AMOR, mo-VIDA; o-BESO; techni-COLOR, cla-MAR, ra-PAZ, a-DIOS… Y que duerman los marcianos si el eco de las palabras que lanzo a la gente no les llega entero: madre, ajonjolí, albor, yunque, aprisco, aljibe, iris, susurro, libertad, amigo, huella, perdón, risa, abrazo, MARÍA.
Cuanto más leo tu poema más necesito gritar ¡ESPLÉNDIDO, BELLÍSIMO, ORIGINAL!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres