Blogia
Cerrolaza

Cuando nos pisen

¿Dónde vas,

dónde vas? Hacia el mar del pasado,

hay un pez, hay un pez, pez dorado

con aleta de serie que cuenta

que aún no le has dado

tus besos de menta.

 

El azar

o la inercia al perder un tranvía,

bostezó como bosteza el día

cuando acaba su turno de esclavo,

buscó compañía,

buscó al fin y al cabo.

 

Quiéreme

con tu suerte aleatoria, destino,

quiéreme, no me pidas perdón,

asesino,

y dame tu maldad, corazón.

 

Qué será,

qué será, qué se fue o qué seremos

cuando nos pisen los crisantemos,

si hemos sido amantes

hasta los extremos

más alucinantes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Mª Encarna -

Los niños cuando besan son como la menta, dulces, refrescantes, muy sinceros… pero no siempre quieren besar… a veces se resisten. Tú aún estás a tiempo. Pon tus besos en la palma de la mano y sopla delicadamente sobre ella... una suave brisa los llevará a su destino: el pez dorado "que cuenta que aún no le has dado tus besos de menta".

Expresas tus sentimientos con tanta fuerza y originalidad que siempre me dejas cavilando. Espero que los crisantemos no pisen a nadie, más bien nos sumergiremos en "el mar del pasado". Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres