Blogia
Cerrolaza

NUEVO DOCUMENTO DE TEXTO, DE RAFAEL SARMENTERO

NUEVO DOCUMENTO DE TEXTO, DE RAFAEL SARMENTERO

Nací guapo, bien y pronto,          

8 AM, ochomesino,

lo primero que yo dije

ya era un verso alejandrino.

 

 (...)

 

Fue por tanto ese momento en

que empecé a escribir novela;

la virtud de la poesía es

que cabía en una esquela.

 

(...)

 

Adopté el Romanticismo

sin saber lo que era aquello;

luego supe que era un niño

que te agarra por el cuello.

 

Y odié a Bécquer y odié el Mundo y

me casé con Espronceda;

de las tardes de instituto, e-

so es lo poco que me queda.

 

(...)

 

El pasado me ha servido

para estar en el presente;

aunque no es un gran partido,

de momento, es suficiente.

Y la vida por delante

me la dejo en el tintero,

pero lo único importante

es que yo también te quiero.

 

Rafael Sarmentero. Biografía

 

     

No, no os voy a contar el Cuento de María Sarmiento, sino el de Rafael Sarmentero, que es de verdad. Hace ya unos años, Rafa lanzó una piedra, la primera, escribiendo:

 

Da igaul lo que ecrsiba,

udteses sempire lreeán

lo que les vegna en gnaa.

Poco después, escupió una duda: ¿Quién es mejor: Borges o yo? y, como no podía ser de otro modo, se declaró justo vencedor. A partir de ahí todo fueron elogios: Sin problema; su estupendo poema Biografía; Yo soy Dios... y varias poesías más que me hubiese encantado encontrar en su primera obra impresa: Me equivoco, luego existo, Cursilario, Simple de amor, Marta Noviembre (ésta no está porque es demasiado reciente), Con el pelo juegas, pelo, etc. Entre ellas, echo especialmente en falta - no porque sea la mejor, sino por cuestiones cerrolatianas - la que sigue:

Visto y no visto

Un soneto, sin “ne”, se vuelve un soto,

un soto que podría ser un seto,

un seto que supero por el reto,

el reto de anunciar que ya está roto.

 

El roto, en cierto modo, es este rito,

un rito que me hará pasar el rato,

el rato cuyo tránsito es muy grato

y es grato porque alivia como un grito.

 

El grito ha de seguir, como hace el grifo,

el grifo de los párrafos que rifo,

que rifo, aunque es mi angustia quien los rifa,

 

los rifa, comercial, como la grifa,

la grifa que me causa tanta grima,

la grima que me brinda al fin la rima.

 

Rafael Sarmentero combina su perfección en la melodía y su creatividad juguetona con una vena macarra, chulesca, vacilona que, como él diría, “es una pasada”. En Nuevo Documento de Texto sí que podréis encontrar: Metamorfosis, Sociografía, Autoindefinido, Al fin como al principio, Sustantivos infrecuentes... y muchos más poemas con estrofas sobresalientes, algunos que son puro juego literario y otros todo desparpajo y mezcla de corazón con razón. Sí, creo que es una buena manera de definirle como escritor.

 

Al igual que la semana pasada os aconsejé el nuevo libro de César Ulla, hoy os recomiendo este regalo de Rafael Sarmentero, poeta y caballero.

 

 

La Estudiante, el Metrosexual, el Otro y yo

 

La estudiante preside el autobús.

Para ella somos súbditos,

peleles que veneran su excelencia.

Es consciente de su imponente físico,

de los ojos que ocupan su figura.

Se pavonea con la boca llena

de sonrisas vacías.

 

El metrosexual

estila su fachada en el gimnasio.

Se peina con gomina las dendritas.

Selecciona su esencia

con vana trascendencia.

Le preocupan la caspa y los zapatos

y domina los piercings.

 

El otro, uno de tantos,

se aplica cada día en su trabajo.

Sufraga los excesos de sus jefes.

Y cuando llega el sábado,

cultiva su alter ciego en discotecas.

Descubre que es feliz

el domingo a las cinco de la tarde.

 

Y por desgracia, yo,

que aún no sé vivir sin entenderlos,

desprecio a la estudiante,

me pasmo ante el buqué del narcisista,

bostezo ante el autómata

y siento por sus tres simplicidades

esta especie de envidia.

 

 

La Vida

 

Oro parece;

plata, no es;

la vida es cala;

la vida es conde;

la vida es mera;

la vida es cama;

la vida es capa;

la muerte es pera.

 

De los Simios

 

Prepararon el viaje durante varios siglos

estudiando la ruta hasta el mínimo amstrong;

repasaron los datos por enésima vez

y cualquier contratiempo parecía imposible.

 

Los soles que avistaron todavía no existen,

ni ha nacido el artista capaz de imaginarlos;

los agujeros negros y demás accidentes

durmieron en un pliego de su mapa sidéreo.

 

Finalmente el vigía gritó: ¡Tierra a la vista!

Y el azul de la vida irrumpió en sus consolas.

Qué fracaso de historia.

Vinieron a La Tierra buscando inteligencia

y encontraron personas.

 

 

 

Rafael Sarmentero. 2008. Nuevo Documento de Texto.

  • Se puede adquirir solicitándolo por e-mail

(Indicar dirección postal y cantidad de libros deseada. Precio: 7,49 Euros + gastos de envío).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Barrilete Cósmico -

Rafael Sarmentero es un GENIO.

Maite -

He conocido a Rafael a través de una recomendación de Dragó. En su página we encontraréis un experimento de novela on line muy recomendable... www.rafaelsarmentero.com

Cerro -

Rafael escribió: "es una pasada".

¿Lo veis? Ya os dije que lo diría.

Cerro -

Chachi piruli lo de la inclusión de "Visto y no Visto".

Rafael -

Muchas gracias, Gonzalo. No me has hecho una reseña, sino que un poco más y escribes mi biografía...
Hay una pequeña errata: Yo nunca he usado ni usaré la expresión "es una pasada". La encuentro vulgar y adolescente.
Es posible que "Visto y no Visto" entre en una de las dos partes que va a tener mi nuevo poemario, el cual ya estoy escribiendo, a la par que mi nueva novela.

Gracias y un abrazo.
Rafael.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres