Blogia
Cerrolaza

QUISIERA

QUISIERA

Quisiera que no me quisieses demasiado,
quisiera que no pidieses más de lo que no hay,
quisiera que vivieses conmigo o sin mí los pecados,
quisiera que pecases más de lo normal.

Quisiera que los domingos no hubiese misa,
quisiera que a nadie tuvieses que rezar,
quisiera que tus dioses no tuviesen prisa,
quisiera que sus verdades fuesen verdad.

Quisiera que tú supieras lo que te extraño
las noches que decides venir a dormir,
quisiera que no alimentases el desengaño
de la vida que has decido vivir sin mí.

Quisiera, quisiera,
quisiera que estuvieses lejos, a mi lado,
quisiera, quisiera,
quisiera que la madrugada nos despertase un día
y no nos dijese que la luna se ha marchado,
se ha cansado de esperar.

Ya no deshoja las margaritas que coronaron
la felicidad que había en tus ojos cuando sabían
que te quería y te tenía en un altar.

Quisiera que nunca quieras querer quererme,
quisiera que me dijeses ¡déjame en paz!,
quisiera que el cartero una mañana venga a traerme
un beso tuyo desde Galicia en una postal.

Quisiera no echarte siempre tanto de menos,
quisiera no haberte echado tanto de más,
quisiera que sólo recordases los ratos buenos:
caricias, besos con sexo y con amistad.

Quisiera que los meses en el calendario
te hubiesen hecho aprender bien la lección,
quisiera que estuviese más vacío el armario,
mas quisiera a veces como tú no sentirme yo.

Quisiera, quisiera,
quisiera que estuvieses lejos, a mi lado,
quisiera, quisiera,
quisiera que la madrugada nos despertase un día
y no nos dijese que la luna se ha marchado,
se ha cansado de esperar.

Ya no deshoja las margaritas que coronaron
la felicidad que había en mis ojos cuando sabían
que me querías y me tenías en un altar.

Quisiera que por un plato de lentejas
no vendieses tu bello reino de mujer,
quisiera que le echases más cuento que calleja
a tu vida y vivieses por puro placer.

Quisiera nunca más volver a verte
y quisiera que fuese por ti,
que no dejes que el amor yo vuelva a hacerte,
que me entere por amigos de que te has ido a París.

Quisiera volver a casa una noche y darme cuenta
de que no estás y de que era lo mejor,
quisiera echar de menos tus maletas,
mas quisiera a veces que no fuese cierta esta canción.

Quisiera, quisiera,
quisiera que estuvieses lejos, a mi lado,
quisiera, quisiera,
quisiera que la madrugada nos despertase un día
y no nos dijese que la luna se ha marchado,
se ha cansado de esperar.

Ya no deshoja las margaritas que coronaron
la felicidad que había en mis ojos cuando sabían
que me querías y me tenías en un altar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Goreño -

Cerro, me gusta esa mezcla de rima y libertad en tu poema. Es otra forma de comcebirla, pero queda muy bien. Un abrazo

Cerro -

gracias, Comella y Pokito. Comella por leer y Pokito por no leer.

Abrazos.

pokito -

Cerro, no sabía que tenías esto. Ya te vale no decirlo. Por cierto, seguro que los escritos molan, cuando los lea te lo digo, pero que enhorabuena...

salud
chus

Comella -

Yo también "quisiera"
;)
Un saludo de Comella Firmet

Cerrolaza -

Un abrazo, Cabaret y Pablo.

Pablo -

¡Cerro, artista!

cabaret -

y yo quisiera que se quisieran menos cosas y apreciaramos más las que se tienen :)

un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres