Blogia
Cerrolaza

¡Babas y pelos!

¡Babas y pelos!

- ¡Eh! Oigo el gggum de un coche conocido. ¡Es el papa!

- ¿Hum? Pero oigo unos pasos diferentes; viene acompañado.

- Huele a Gafa, el compi de papa. ¡Chachi piruli!

- Espera, Truco, que oigo seis zapatos.

- Es Juan, ¡el zagagozano!, que todavía no nos conoce.

- Pues nos va a conocer.

- Jejejeje (guisa malóvola).

- ¡¡¡Biennnnnn!!! ¡Vamos a llenarle de babas y pelos!

- ¡Ezo, ezo, babas y pelos, babas y pelos!

- ¡Fiesta, juerga, algarabía!

- Sí, ezo también, pero mejor muchas babas y pelos. ¡Babas y pelos!

- Vale, Truco, antes de que abran la puerta de casa tenemos que trazar un plan.

- ¿Un plan? ¡Biennnnnn!, ¡plas, plas, plas! (pezuñadas).

- Truco, primero tú le llenas los pantalones de babas y luego yo le echo mogollón de pelos, así se le quedarán pegados y parecerá una ardilla.

- ¿Una agdilla?, ¿dónde?, que me la como...

- ¡Truco! Estate a lo que estamos.

- De acuegdo… pero, Jano, mejog yo las babas y tú los pelos.

- ¿Ein…? De acuerdo, Truco, te dejo a ti las babas, pero me debes un favor.

- Ok, te debo un favog, cogue cogue que ya viene Juan… ¡BABAS Y PELOS!

 

Cuentos para dormir renacuajos en Lulú

Cuentos para dormir renacuajos en Bubok

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Cerro -

Pues ya le echo la bronca de tu parte, Naná.

Un abrazo.

Naná -

¡Pobre Juan, como lo van a poner!... Y de Truco no digo nada, pero esto de las ardillas... me hace pensar que es un COMILÓN. Me tiene un poco enfadada

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres