Blogia
Cerrolaza

¡Babas y pelos!

¡Babas y pelos!

- ¡Eh! Oigo el gggum de un coche conocido. ¡Es el papa!

- ¿Hum? Pero oigo unos pasos diferentes; viene acompañado.

- Huele a Gafa, el compi de papa. ¡Chachi piruli!

- Espera, Truco, que oigo seis zapatos.

- Es Juan, ¡el zagagozano!, que todavía no nos conoce.

- Pues nos va a conocer.

- Jejejeje (guisa malóvola).

- ¡¡¡Biennnnnn!!! ¡Vamos a llenarle de babas y pelos!

- ¡Ezo, ezo, babas y pelos, babas y pelos!

- ¡Fiesta, juerga, algarabía!

- Sí, ezo también, pero mejor muchas babas y pelos. ¡Babas y pelos!

- Vale, Truco, antes de que abran la puerta de casa tenemos que trazar un plan.

- ¿Un plan? ¡Biennnnnn!, ¡plas, plas, plas! (pezuñadas).

- Truco, primero tú le llenas los pantalones de babas y luego yo le echo mogollón de pelos, así se le quedarán pegados y parecerá una ardilla.

- ¿Una agdilla?, ¿dónde?, que me la como...

- ¡Truco! Estate a lo que estamos.

- De acuegdo… pero, Jano, mejog yo las babas y tú los pelos.

- ¿Ein…? De acuerdo, Truco, te dejo a ti las babas, pero me debes un favor.

- Ok, te debo un favog, cogue cogue que ya viene Juan… ¡BABAS Y PELOS!

 

Cuentos para dormir renacuajos en Lulú

Cuentos para dormir renacuajos en Bubok

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Cerro -

Pues ya le echo la bronca de tu parte, Naná.

Un abrazo.

Naná -

¡Pobre Juan, como lo van a poner!... Y de Truco no digo nada, pero esto de las ardillas... me hace pensar que es un COMILÓN. Me tiene un poco enfadada

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres